Posteado por: gorkairiondo | mayo 13, 2010

La Mina: Historia de una montaña sagrada.

Vedanta Resources, una empresa británica, proyecta abrir una mina de bauxita en la montaña Niyamgiri, en el estado de Orissa, La India. Una montaña sagrada, a la que los nativos veneran como si fuera un Dios.

La mina destruirá los bosques de los que dependen las vidas de los Dongria kondh. El Tribunal Supremo de la India ha dado luz verde a la empresa,

¿Podrán los pueblos indígenas evitar la destrucción de su lugar más sagrado?

Si los pobres empiezan a razonar, está todo perdido, dijo Voltaire, hace muchos, muchos años. Han pasado siglos, y asombra ver la inteligencia de quienes nos precedieron. Es desolador comprobar lo poco que hemos evolucionado. Nuestra esencia, en el mejor de los casos, es la misma. Si la Humanidad fuera un solo hombre (mortal), no soportaría plantarse frente al espejo sin maquillaje, durante más de dos segundos. Tragaría saliva y saldría de la habitación tambaleándose, tras dar un portazo.

Y lo más delicado y serio, es que no creo que ese tipo deje la botella.

El dinero, que ha hecho morir a tantos cuerpos, hace morir todos los días a miles de almas, dijo Giovanni Papini, un escritor italiano. Y quién soy yo, para llevarle la contraria, si además, estoy de acuerdo.

¿Quién manda?

Gente sin rostro, que tiene mucha cara.

La película más taquillera de la historia, Avatar, presuntamente, de “ciencia ficción”, describe una historia calcada. Una imitación edulcorada, que te deja azul. La película de James Cameron, no nos cuenta “La conquista del Oeste”,  vista con otros prismáticos, como creíamos. No es el pasado, lo que nos envuelve en 3D en los cines clonados que proliferan como setas, alrededor del mundo. Y quién sabe si será el futuro, pero acabamos de estrellarnos contra el muro de la evidencia. Es el presente.

Mientras nos afanamos por superar la crisis en el primer mundo, una crisis de primera, supera a los Dongria kondh. En la sociedad de la comunicación, nos vemos incomunicados.

Quien cambia felicidad por dinero, no podrá cambiar dinero, por felicidad, decía José Naroski, escritor argentino. Y quién soy yo, para llevarle la contraria, si además, estoy de acuerdo.

No pienso añadir una coma, al documental. Que cada uno saque sus propias conclusiones y actúe en conciencia.

Sólo dejaré tres frases más, de una persona que fue original, y se dedicó a pensar. No sé si conocerás a este jovencito indio. Rabindranath Tagore.

“Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.

Agradezco no ser una de las ruedas del poder, sino una de las criaturas que son aplastadas por ellas.

Los hombres son crueles, pero el hombre es bueno”.

Confiemos. Si es que no podemos hacer otra cosa.

http://www.survival.es/peliculas/lamina


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: