Posteado por: gorkairiondo | junio 3, 2008

COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍAS XXX

Eugene Smith – A dog and soldiers.

“La fotografía es solamente una débil voz, pero a veces, tan sólo a veces, una o varias fotos pueden llevar a nuestros sentidos hacia la conciencia; las fotografías provocan en ocasiones emociones tan intensas que llegan a actuar como catalizadores del pensamiento…
La fotografía es una débil voz. Una voz importante en mi vida, aunque no la única, una voz en la que tengo fe”

W. Eugene Smith.

¿No os apetece saltar? ¿Jugar?
Tranquilos, vemos la tierra, no va a desaparecer, ni nos la van a quitar…
¿No os parece una foto preciosa?
Es tan perfecta, que parece una danza. Ballet animal. Un detalle de alegría inesperada y belleza inexplicable en un universo bélico.

W. Eugene Smith (1918-1978), nació en Wichita (Kansas), aunque no quiso ser Wyatt Earp, apuntaba mejor a través del visor de una cámara, y falleció en Tucson (Arizona) a consecuencia de una hemorragia cerebral, debida al consumo masivo de drogas y alcohol. No le gustaba bostezar…
Pero no nos quedemos en la anécdota, aunque para él lo significara todo. Está considerado como uno de los padres del reportaje fotográfico. Uno de los más grandes reporteros fotográficos en el mundo.
Hoy por hoy, la fundación W. Eugene Smith promueve la “fotografía humanista”, que desde 1980 premia a los fotógrafos comprometidos en este campo.
Son muchas las imágenes conocidas de Eugene, algunas impactantes, pero ésta es mi selección…
Si quieres otra, tendrás que seguir buscando…

World War II. The Pacific Campaign. 27 de Junio de 1944. Batatalla de la isla Saipan.

“The walk to paradise garden.” 1946. Los hijos de Eugene, Patrick y Juanita.
Tras una larga convalecencia a causa de unas gravísimas heridas que se produjo en Okinawa, en la segunda Guerra Mundial, pasó dos años sin hacer ninguna foto. Smith había sido herido por un mortero. En las manos y en la cara. La fotografía de guerra le había desilusionado profundamente. No era un juego, no. Había tomado instantáneas de la ofensiva americana contra Japón, de los marines norteamericanos y de los prisioneros de guerra japoneses en Saipan, Guam, Iwo Jima y Okinawa. Pero ahora había tenido tiempo de meditar, y empezaba a renegar de ese monstruo que le había acogido en sus fauces durante años…

“El día que intenté hacer de nuevo, por primera vez, una fotografía, apenas podía poner el carrete en la cámara. Pero tenía la determinación de que la primera fotografía supondría un contraste con las fotografías de guerra y hablaría de la afirmación de la vida”.

“Estaba obsesionado por la obstinada decisión de que, por algún motivo, esta primera foto tuviera un carácter singular.
Nunca he entendido bien por qué debía de suceder así, por qué tenía que ser la primera y no la segunda, por qué si no la hubiese realizado aquel día no podría haberla conseguido la semana siguiente. De cualquier modo, me desafié a mí mismo, a mis nervios y a mi propia razón para obtenerla.
¿Quería probarme a mí mismo que estaba en condiciones de autodisciplinarme? ¿Se trataba de orgullo o, tal vez, de una desmesurada valoración de mi habilidad? ¿O era simplemente el miedo de no poder reencontrar la fuerza de la imaginación, la agilidad física necesaria para mi trabajo o, aún peor, el pánico a convertirme en un peso muerto para mi familia y para el resto del mundo?
De una forma difícil de definir con claridad y cualquiera que fuese la razón o conjunto de razones, sentía que aquel sería el día de una importante decisión espiritual.”

Según Eugene fue “Un delicado momento de expresiva pureza que contrastase con la horrenda barbarie a la que me había enfrentado en mis fotografías de guerra, las últimas que había tomado”.

Sin duda. Pureza, ternura, nostalgia, inocencia. Todas esas palabras podrían describir los sentimientos que provoca esta fotografía tan encantadora. Es una puerta. Salen. Abandonan la seguridad del hogar y deben descubrir lo desconocido. Deben explorar un mundo deslumbrante…

El doctor Ernest Guy Ceriani, un médico rural de 32 años, se dirige a visitar a sus pacientes en aldeas remotas en Kremmling, Colorado. 1948.

Ku Klux Klan meeting. 1951. Una multitud encapuchada y el lider apuntando a Smith. Carolina del Norte.

Spanish Village (1950) foto ensayo del pueblo español en Deleitosa, Cáceres. Realizó 1575 fotografías y un informe de 24 páginas para el reportaje. La revista Life vendió 22 millones de ejemplares entre el original y las reediciones.
“Voy a intentar entrar en un pueblo español a fin de describir la pobreza y el miedo engendrado por el régimen franquista. Espero realizar el mejor reportaje de mi carrera” Eugene escribió este párrafo en una de las cartas que le envió a su madre.
En la fotografía que tenemos delante podemos ver el miedo en los ojos del extremeño. Una mirada potente, sí señor…

The Wake. Spanish Village. 1951.

Una foto muy expresiva. La España más profunda…
El “Velatorio de Juan Larra”, se publicó en la revista Life en 1951, y está considerada como una de las 100 mejores fotos de la historia.
Josefa Larra, la joven que aparece en el centro, recibió una “jugosa” proposición de un ciudadano estadounidense. Parece ser que se había enamorado al verla en las fotos de la revista y fiel a sus genes, no dudó en escribirle una carta para saber más. Mostró un interés serio. Quería casarse. Y además, estaba seguro de que podría convertirla en actriz de cine. El sueño americano…
Para alguien que nunca había tenido ese tipo de fantasías…
Pero había un problema. Más que serio. Josefa tenía novio. Así que lo rechazó. Lo mandó a freír espárragos. Sin embargo, esa prueba de fidelidad no debió parecer suficiente en aquella época. Al final, rompió con su novio debido a las presiones, se quedó soltera, y su familia tuvo que huir del pueblo.

Francia Ecuatorial, Gabon, África. Lambarene. 1954. Tormenta tropical sobre la misión humanitaria del doctor Albert Schweitzer.

Minamata Bay. Fishermen. 1971. Una de las fotos que forma parte del ensayo sobre los efectos de la polución industrial en el pueblo pesquero de Minamata (Kumamoto, Japón).

“El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento.”
Bertolt Bretch.

Responses

  1. Hola:
    Muy interesante la selección de fotografías de Eugene Smith, sobre todo por la variedad de las temáticas. Muchas gracias por compartir tu mirda.
    Ida
    Chile


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: