Posteado por: gorkairiondo | mayo 21, 2008

COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍAS XXVI

Philippe Halsman – Dalí atomicus (1948 )

“El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos.”
“La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco…”
Salvador Dalí (1904-1989)
Ejem…

Hoy cambio de registro, necesito sonreír. Y qué mejor que esta fotografía. Me parece genial, como su protagonista. Salvador Dalí. Es surrealista, encantadora e inolvidable. Un blanco y negro lleno de color. La demostración palpable de que el hombre no puede saltar fuera de su sombra, un sueño hipnotizante y optimista, una fantasía radiante que te quita más años que un lifting, el testimonio de un mundo loco que a veces nos lo tomamos demasiado en serio…
Dalí se encuentra suspendido en el aire, feliz mirando al cielo con su pincel en la mano. A su lado, aunque muy lejos, en otra dimensión, vuelan tres gatos escaldados, un lienzo de ocasión levita muy digno en el centro de la imagen, una silla desacomodada busca un trocito de suelo donde caer y un reguero de agua, que parece el trazo grueso de un pintor convencional horrorizado por el cuadro, baña con un extravagante talento la fotografía…
Un pensamiento tan espontáneo, que sólo necesitaron 5 horas para que se encendiera la bombilla…
Y sólo lanzaron 26 veces a los gatos…
Pobres…
Los gatos…

Halsman es considerado uno de los grandes retratistas del siglo XX, un prestigioso fotógrafo de moda. Muy fashion. Retrató a celebridades procedentes de campos tan dispares y variopintos como la política, el cine, el arte, la ciencia o, incluso, el pensamiento, Marilyn, Nixon, Audrey Hepburn, Dalí, Einstein…
Nació en Letonia en 1906 y murió en 1979. De joven fue uno de los fotógrafos de moda independiente más famosos de Paris, hasta que emigró, con la ayuda de Einstein, a los Estados Unidos. Las tropas nazis invadían Francia…
No fue cobardía, era judío…
Realizó 101 portadas para la revista Life, durante los años 40 y 50, todo un récord…
Causó furor fotografiando a personajes famosos saltando. Sí, así de simple. Saltando. Ingenioso y bromista. Un fenómeno que se conoció como “Jumpology”. No era el primero que lo hacía, pero sí quien más pasión puso…

“En un salto, el protagonista, en una repentina explosión de energía, supera la gravedad. No puede controlar todas sus expresiones, su gesto en la cara y los músculos de sus miembros. La máscara se cae. La persona real se hace visible. Uno sólo tiene que atraparlo con la cámara.”

Corría el año 1941 cuando conoció a Salvador Dalí. Este encuentro produjo una estrecha y brillante colaboración entre ambos. El fotógrafo transcribía las ideas del pintor en el lenguaje de su propio medio artístico. Además de “Dalí Atomicus”, me encanta “In Voluptas Mors” (1951). Alucinante. Tétrico y cachondo…


Responses

  1. Buen artículo, bien escrito, interesante, ameno e instructivo. Felicidades por esta estupenda colección.

  2. Muchas gracias, celebes…
    Te lo agradezco de veras…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: